Bellísima Toscana. Florencia, punto y final

Volvemos a la Toscana. Nos habíamos quedado en la sorprendente Siena tomando un café y hoy viajamos a la bellísima Florencia.

Vamos a empezar siendo muy poco originales, pero poquísimo. Así  que, ¿por dónde comenzar? Por la Piazza del Duomo.

Piazza del Duomo, florencia. Foto pixabay

Verdaderamente, había otra visita, aún más tradicional que esta, que era el Ponte Vechio, pero me la dejo para después en otro alarde de virtuosismo periodístico. Además, vamos al grano, vosotros queréis  la foto en los lugares más característicos de la ciudad, para obtener el máximo posible de “likes” , en vuestro recién estrenado Facebook de pareja.  También deseáis ocasionar la más grande cantidad de envidia ..sana..(ay ay muy sana si si)

En esta piazza hacer una foto de esas que tanto se llevan ahora, las de 360º y es que ahí tenéis  la Catedral, el Campanile de Giotto y el Battistero di San Giovanni,   

Pasead, pasead, pasead (ahora mismo os estáis preguntado , ¿Qué es lo que dice el loco este?) pues eso mismo. Uno de los mayores placeres de Florencia es pasear por el centro de la ciudad, helado en mano, por supuesto.

Otra de las cosas es disfrutar de los museos, sin duda. Si no , imaginaros que volvéis a casa, y en la inevitable reunión con todos los amigotes, uno de ellos os pregunta por la foto con el David de Miguel Ángel. Cunde el pánico de repente, os miráis uno al otro a los ojos, la vergüenza suprema cae sobre vosotros. En que momento, fue buena idea no entrar en la Galería de la Academia y no ver esta estatua colosal. ¿Porqué pasamos de hacer cola para entrar en la Galería de los Uffizi y no ver “La Venus de Boticelli?. Advertidos estáis. Ahora vosotros mismos.

Entre galería y galería,momento para la chorrada del día, pues no vamos a ser menos nosotros. Venga, adelante, toca tirar la monedita en la boca del Porcellino. Este Jabalí de bronce, se va a hacer de oro, si no lo ha hecho ya, desde luego. Hay que frotar la monedita en el morro del animalejo y si esta cae por la boca, toca volver a Florencia. Os suena la historieta verdad. Un saca dinero más.

Foto:https://www.diariodelviajero.com

¿Cuándo se come aquí? Pues venga es el momento. Id por ejemplo a la Piazza del Passera y pediros la trippa. Un pan relleno de tripas de ternera troceadas con muchas especias. No lo he probado, y espero que sepa mejor que suena. Ya me contaréis.

Después de comer, es el momento de descansar en ese maravilloso hotel, que os habéis pillado con toda la ilusión del mundo y que obviamente os va a hacer recordar la calidad de los hoteles españoles, incomparables.

Hasta ver anochecer desde la Piazzale Michelangelo, hay varias alternativas. Curiosear por la gran cantidad de comercios que ofrece la ciudad. Italia en general es sinónimo de moda. Y Florencia va sobrada en este tema. Así que caminar por alguna de las grandes calles comerciales ,Via dei Calzaiuoli  o Via dei Tornabuon, y disfrutad de los escaparates de las grandes marcas.

Por la noche hay que disfrutar de la gastronomía, empezando por un buen vino, probad el Chianti. Tinto, blanco o rosado, según lo que vayáis a pedir, hasta acabar con una Schiacciata Alla Fiorentina. Una especie de bizcocho.

Os dejamos aquí una relación de restaurantes románticos para ello, que hay que recuperar fuerzas, para el día siguiente y ver múltiples cosas.

Y es que la visita obligada al Ponte Vechio, la Catedral de Santa Maria in Fiore, así como vivir la vida en directo, en cualquiera de los mercados de la ciudad,  como el Mercado Central de Florencia.  Son muchos kilometros y horas, para andar y disfrutar.

Toda la sabiduría de la Toscana y sus gentes, reflejada en estos espacios tan propios de las ciudades.

Subir a la Cúpula de Brunelleschi con sus 463 escalones y divisar la ciudad entera, para luego rodearse de verde por todos lados en los Jardines de Boboli.

Florencia. Foto pixabay

Como veis, la oferta es múltiple. En un viaje a la Toscana, no entra el aburrimiento por ningún lado. Campo y ciudades, soledad y multitud, momentos de asombro por lo visto y de hastío por los turistas, hacen de Pisa, Siena, Florencia y todos esos pueblecitos que hemos repasado, como una muy seria opción para vuestra luna de miel.

[contact-form-7 404 "Not Found"]

 

Escrito por
Más de Se casa mi Lola

Tirar el ramo no es cosa del pasado. ¡¡¡Ficha estos puntazos!!!

Sabemos que en toda película donde haya una boda, la escena de...
Leer más...

Deja un comentario

Responsable de los datos: Noelia Rodriguez Martinez y Oscar Alemany Torres, creadores de Se casa mi Lola.
Finalidad: Gestionar los comentarios de Se casa mi Lola.
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Ver nuestra política de privacidad. Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.