Depresión Post-Boda, ¿os ha pasado?

¿Qué tal loleros y loleras? Hoy vamos a abordar un tema que os podemos decir que hemos vivido en nuestras propias carnes: la depresión post-boda.

Bueno, es cierto que quizás es un poco exagerado decir esa palabra, pero ciertamente nuestro organismo y nuestra mente lo siente como tal. Generamos tristeza, sentimos que nos falta energía, y sentimos un vacío parecido a cuando sufrimos una pérdida importante. La cuestión importante es que ésta depresión no suele tener una duración larga, pero, ¿creéis que es sólo cosa de los novios? ¿O afecta también a los invitados?

Sentimientos encontrados: nuestra experiencia

Aunque os desgranaremos nuestra boda en varios post porque queremos compartir todos los detalles, éste nos pareció muy curioso.

Imagen de Pixabay

Como ya sabéis, SCML tiene su sede en Valencia, por lo que vivimos aquí, pero las raíces del 50% del equipo son cordobesas, por lo tanto, la boda no sólo supuso un momento de amor para compartir, sino que también se convertía en un viaje para todos los amigos y familia ciertamente emocionante.

Ésta parte ya te genera una adrenalina casi comparable a saltar en parapente o algo del estilo. El día antes de la boda hicimos una cena con todos los amigos y familia que ya estaban allí; el día de la boda por la mañana se convirtió en el momento cultural para nuestros invitados; al día siguiente de la boda aún seguíamos de celebración en la feria de Córdoba, por lo que, ¿qué pasó la semana siguiente?…que nuestro cuerpo no estaba acostumbrado a, literalmente, no tener que hacer nada.

El mes anterior a la boda todos los días era de preparación al detalle de cada cosa, de cada detalle, le faltaban horas al día. ¡Y ahora nada!. Pero a nuestros invitados les ocurrió exactamente igual: después de la alegría y la adrenalina de un viaje, de una boda y de toda la ilusión, de repente vuelven a la rutina.

¿Cómo combatir ésta etapa?

Generalmente suele ocurrir el día posterior o, incluso, la semana posterior. Nosotros conocemos casos de loleros y loleras que, de camino a su viaje de novios, no podían parar de llorar.

Imagen de Pixabay

Nuestro consejo es que no reprimas esas emociones. Acabáis de vivir una montaña rusa de tensión, felicidad, nervios, tristeza, todo a la vez, y como sabréis, esas emociones es necesario exteriorizarlas, sino pueden causarnos mal en nuestro organismo.

Tomad un poco de distancia para que podáis salir de la burbuja del gran día, organizad vuestra mente para el inicio de una nueva etapa, y sobre todo, no permitáis que os debilite como pareja. Es momento de reforzaros los dos juntos, y si estáis a punto de iros de viaje, ¡disfrutad como nunca!.

¿Os ha pasado? Contádnoslo en nuestras redes sociales o escríbenos a contacta@secasamilola.com. ¡Nos encanta leer todos vuestros comentarios y sugerencias!

Escrito por
Más de Se casa mi Lola

Valeria Vassallo , Wedding Planner con nombre propio

Empezamos la nueva temporada y con ello retomamos las entrevistas que tanto...
Leer más...

Deja un comentario

Responsable de los datos: Noelia Rodriguez Martinez y Oscar Alemany Torres, creadores de Se casa mi Lola.
Finalidad: Gestionar los comentarios de Se casa mi Lola.
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Ver nuestra política de privacidad. Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.