La Bella Toscana. 1 parte.

Venga, confesadlo, “Bajo el sol de la Toscana”“Una boda de la Toscana” “En un rincón de la Toscana”  Son películas que  habéis visto unas cuantas veces ya, y siempre vuestro pensamiento es ….“oye, pues un viaje por esa parte de Italia, no estaría nada mal“. Que mejor momento que vuestra luna de miel, digo yo, para ello.

¡Así que  coged un vuelo y directos hacía la región Toscana! Y  por supuesto, toca alquilar el cochecito de marras.  ¿Ventajas frente al posible viaje a Escocia? , aquí no hay volante a la derecha que debéis sufrir.

Como en todo viaje, hay que llevarse calzado muy muy cómodo. Que si, que suena a recomendación tonta, pero después vienen los lloros….que me he dejado en casa las zapatillas, ay ay ay…..

También otra recomendación. Preparados para el precio de los parkings. No  se me asusten. No es que sean mucho más caros que en otras ciudades, tipo Valencia, pero son casi obligatorios para poder aparcar en estos pueblecitos.  Así que tened un buen dinero presupuestado para ello.

La primera parada está clara: Pisa y su famosa torre inclinada, miles de veces retratada, así que pasando de ocupar espacio con su foto, que ya os la sabéis de memoria, centímetro a centímetro.

Catedral de Pisa.
Foto Dreamstime

Verdaderamente Pisa no tiene mucho más, si acaso la catedral, pero es un lugar perfecto para empezar el viaje, con oferta hotelera importante y porque allí llegan muchas líneas aéreas, baratas, que es fundamental.Como es un vuelo corto, pues tampoco necesitamos 3 metros de espacio en el avión.

Aquí podéis empezar con vuestros primeros platos de pasta: con esos macarrones a la bolognesa, nada pero que nada que ver con lo que comemos en España; un platito de tomate con mozzarella y albahaca; pizzas,  y… bueno voy a dejarlo ya, porque por momentos estoy engordando por momentos.

Pueblecitos encantadores hay miles, sin exagerar (bueno tal vez si exagero un poco). Pero seguro que cientos sí que los hay, o al menos docenas. En todo caso, los suficientes para pasar unos cuantos días disfrutando.

Volterra: A unos 60 km de Pisa nos encontramos con este pueblo rodeado de murallas medievales. Como curiosidad, aquí se rodó escenas de “Crepúsculo”, así que grupos de jovenzuelos y no tan jovenzuelos, los veréis en busca de esas localizaciones

Pueblo con siglos de historia para dar y regalar, ruinas etruscas por doquier. Aún es posible  contemplar ,dando un pequeño paseo por el lugar,  la imperial Porta all´Arco (S IV a.C). Respirad junto a ella siglos de historia.

Y como en toda Italia, tenéis iglesias y palacios, de todas las épocas y de todos los siglos.  Aquí os dejo un pequeño video sobre esta localidad.

Visitad sin duda el Palazzio del Priori, en la preciosa plaza del mismo nombre.

Parejita, estáis en la Toscana, la región del queso (mirad este enlace sobre ello), pero sobre todo del Vino. Sumios en el placer de los vinos toscanos, porque bendito pecado.

Prosigamos, si no habéis abusado de los placeres en demasía.

San Gimignano.

Éste viaje, como vemos, tiene dos grandes placeres, el visual y el gastronómico, aparte de alguno que vosotros podáis aportar. De éste segundo, habíamos hablado de tres patas de la mesa: El vino, la pasta y el queso. ¿Cuál es el cuarto? ….Señores!!!! los Heladosssssssssss. Estamos en el reino de los helados, y recién llegados a este nuevo pueblo, directos a la heladería como posesos. No lo digo más veces

Bueno ya con la panza saciada de placer gastronómico, que hay que recuperar fuerzas de la primera noche toscana, vamos a ver que nos ofrece este San Gimignano.

Y la sorpresa es mayúscula, porque estamos hablando de un pueblo patrimonio de la humanidad. Y ¿qué es lo primero que vemos? Torres, torres, torres, así hasta trece. Pocas si pensamos que llegó a tener mas de setenta.

Había tantas, porque cuanto más noble se consideraba la familia, más alta tenían que ser su torres.

Cada esquina de este pueblo es un espectáculo,  y es que más entrañable no puede ser. Te dan ganas de quedarte a vivir allí, salvo por el pequeñín tema de  los miles de turistas que, como vosotros, estáis disfrutando de la bella toscana.

 

Siena:

Otra ciudad con origen etrusco. Es una autentica gozada para la vista. Hay que visitar la catedral, merece varias horas, si o si. Edificio del siglo XIII, majestuoso donde los haya. El suelo es espectacular, de mármol, con obras de varios autores. Atención, informaros bien de que el suelo no este tapado, que así ocurre durante muchos meses del año.

Catedral de Siena
Dreamstime

Si sois amantes del arte, hay mil cosas con las que disfrutar. Además tenéis la cripta y el baptisterio también para ello.

Hay dos plazas que sobresalen. La primera es la pequeña plaza Salimben y la segunda la Piazza del Campo, es allí donde se disputan las carreras de caballos, que muchas veces habréis visto

Después de esta visita, otro de los placeres que se me ha había pasado, pararos a tomar un café. Un autentico café italiano, otra cosa es lo que os cobren.

De momento os dejamos en esta agradable ciudad, tomando vuestro cafecito y retomaremos el viaje, en un segundo post

Gracias por estar aquí y recordad si habéis ido a estos maravillosos lugares de la Toscana y queréis compartir esa experiencia con nosotros: contacta@secasamilola.com

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable de los datos: Noelia Rodriguez Martinez y Oscar Alemany Torres, creadores de Se casa mi Lola.
Finalidad: Gestionar los comentarios de Se casa mi Lola.
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Ver nuestra política de privacidad.
Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.