¿Podemos en nuestra boda luchar contra un partido de fútbol?

fútbol

Bodas y fútbol, fútbol y bodas. Una rivalidad eterna con difícil solución entre novios y futboleros y futboleras.

Lo teníais todo preparado para vuestra boda, pero de repente surgió un enemigo importante de la nada. Un partido de fútbol  a la misma hora que vuestra celebración que nadie esperaba.

A primera vista puede parecer una batalla desigual entre una boda y fútbol, pero en el fondo hay esperanza. No tiene que estar ni mucho menos todo perdido. Vamos a ver que punto tenemos a favor y que soluciones podemos aportar para que la dichosa pelotita no quite el protagonismo que se merece la celebración del evento a la hora del banquete.

¿Puede nuestra boda luchar contra un partido de fútbol?

fútbol

Podemos confiar en el buen criterio de la mayoría de los invitados, que en el fondo va a ser así, pero siempre habrá un sector “hooligan” que tendrá que dar la paliza hasta última hora. Y como el caso es que los queremos a todos por igual, habrá que intentar llegar a un termino medio sin que existan métodos de tortura por medio.

Además tened en cuenta que podemos tener al enemigo en casa. El novio o la novia pueden ser igual de ultras que las amistades y sino recordad aquel  novio que fue expulsado de su propia boda por el cura.

fútbol

¿Qué podemos hacer?

1.No dejar funcionar ni una sola pantalla en toda la sala o al menos que no funcionen durante el partido. Más o menos una idea coherente y realizable.

  1. Instalar inhibidores de frecuencia para que no puedan funcionar los móviles ni tablets. Inconveniente: idea de coste caro, puede provocar múltiples discusiones con invitados. Hay que reconocer que no es seria y no es más que un producto de nuestro momento máximo de ira.

  1. Servicio de seguridad que actúe a la mínima que vea a alguien ejecutar el menor intento de colocarse un auricular en el oído. Solución nuevamente cara, tal vez sangrienta en algunos momentos, pero seguramente efectiva.

  2. Ejercer de arbitro durante la boda. Con nuestras tarjetas rojas para casos de expulsión de la sala. Inconveniente: perderemos demasiado tiempo en cambiarnos cada vez de ropa y seguramente no habría un número de bodas de sanción para cumplir.

Bromas aparte, dejemos que el partido sea un motivo para que la fiesta sea más animada todavía. Si gana el equipo favorito, que las camisetas y bufandas salgan a relucir con los cubatas. Si por el contrario se pierde, que el fiestorro sea motivo de olvidar penas y disfrutad todos juntos.

Escrito por
Más de Se casa mi Lola

Invitaciones de boda y mucho más por Blanc&Blue Design.

Invitaciones de boda, seating plan, minutas de boda, servicios gráficos, carteles de...
Leer más...

Deja un comentario

Responsable de los datos: Noelia Rodriguez Martinez y Oscar Alemany Torres, creadores de Se casa mi Lola.
Finalidad: Gestionar los comentarios de Se casa mi Lola.
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Ver nuestra política de privacidad. Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.