Tu boda se ha tenido que aplazar ¿Cómo transformar tu vestido de novia?

Vestido de novia

Las novias de 2020 están pasando por momentos de incertidumbre, dudas, miedos e inseguridades. Muchas de ellas están aplazando sus bodas a 2021, conscientes de los trastornos que eso supone: modificaciones en el vestido de novia, cambios de fecha en las invitaciones, alteraciones en la organización con los proveedores, etc.

Una de las mayores preocupaciones de las novias es cómo podrán transformar su vestido en caso de necesitarlo. Desde Laura Escribano Atelier comparten las soluciones y las claves para transformar un vestido de novia.

Si tu boda se ha tenido que aplazar ¿Cómo transformar tu vestido de novia?

«Me casaba en primavera-verano de 2020 y ahora traslado mi fecha»

1. Otoño 2020: El vestido no se modificaría mucho ya que hablamos de diseños de entretiempo, lo que más afecta es cambiar una fecha de verano a una de invierno.

2. Invierno 2021: En este caso, si cambia de primavera-verano a invierno 2021 tendríamos que añadir algún tipo de prenda más o modificar algunos tejidos del vestido original.

3. Primavera 2021: De primavera a primavera no hay ningún problema.

4. Verano 2021: De primavera a verano, quitaríamos alguna capa. Los vestidos pensados para primavera no tienen gran conflicto de adaptación a otras estaciones.

5. Otoño 2021: De verano a otoño, en este caso sí que tendríamos que buscar algún soporte, por ejemplo unas mangas, y revisar un poco los tejidos.

“Es más conflictivo mover la boda de verano a invierno que de invierno a verano en cuanto a diseño de vestido y look se refiere. Es importante tener en cuenta que todos estos puntos dependen también de dónde te cases. Por ejemplo, no es lo mismo casarse en Canarias que en Madrid. Las islas cuentan con un clima mucho más suave que la capital, es decir, no hay un cambio tan brusco de temperatura entre estaciones”, explica la creadora y modista Laura Escribano.

¿Cómo transformar el vestido de novia?

1. El dónde y el cuándo

En primer lugar, hay que saber y estudiar dónde y cuándo se va a celebrar la boda. En caso de que afecte al dónde y al cuándo, a partir de aquí se realiza un análisis del vestido de novia y se ofrece una propuesta personalizada a cada clienta.

2. El tejido

Se cambia, se añade o se quita. Se cambia un tejido más liviano o más grueso dependiendo del cambio de fecha y lugar, se quita tejido en caso de trasladar la boda de invierno a verano y se añade en caso de pasar de verano a invierno.

3. Los componentes del vestido

Las mangas, los puños o los escotes. Es muy importante saber hacia dónde se va a trasladar la boda. Dependiendo de este factor, se deberían modificar estas tres partes del vestido.

4. Complementos

Boleros, capas, abrigos o chaquetas. Es decir, se pueden agregar prendas extra si la boda se traslada de primavera-verano a invierno.

 

 

Créditos:
Imagen de campaña: @lauraescribanoatelier – Laura Escribano Atelier
Fotografía: @artesanosaldetalle – Noe Guimaré
Muah: @ppaulaguzman – Paula Guzmán
Modelo: @angiekroli – Angie
Asistente y estilista: @marmeraromon – Mar Mera
Sombreros: @charovillanuevatocados – Charo Villanueva
Calzado: @anamolsaveshoes – Ana Molsaves
Accesorios: @hildacandela – Hilda Candela

Escrito por
Más de Se casa mi Lola

JFK, imagen social. Una visión artística y elegante de la fotografía.

SOMOS FOTÓGRAFOS DE BODA, SOMOS STORYTELLERS. NOS GUSTA CONTAR HISTORIAS Y VIAJAR...
Leer más...

Deja un comentario

Responsable de los datos: Noelia Rodriguez Martinez y Oscar Alemany Torres, creadores de Se casa mi Lola.
Finalidad: Gestionar los comentarios de Se casa mi Lola.
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Ver nuestra política de privacidad. Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.