Tu menstruación coincide con tu día más especial, ¿y qué? Te presentamos a tu aliada

copa menstrual

Loleras hoy éste post es para vosotras exclusivamente. Siempre intentamos calcular las fechas de viajes, días especiales y demás eventos con respecto a los días que nos toca la menstruación. Sin ninguna duda, una de las cosas que más preocupa ante un día tan importante es que te coincida en el día de tu boda o en el viaje de novios.

Seguramente has oído hablar ya de éste producto de higiene íntima, y a lo mejor, aún no te has animado a usarlo. Nosotros te vamos a dar las claves para que te decidas de una vez a usarlo, porque te lo recomendamos al 100%.

¿Será cómodo para llevarlo con el traje de novia y la ropa interior?

Seguro que si tu menstruación te coincide con el día de tu boda, una de las cosas en las que primero piensas es en la ropa interior tan especial para esa noche de bodas.

Además otras de las dudas que solemos tener ante este hecho es si será cómodo para cambiarte y sentirte limpia en todo momento.

copa menstrual
Imagen de www.pixabay.com

Pues bien, nuestra respuesta es SI estarás comodísima, no la vas a notar siquiera. Cambiar la copa menstrual una vez se tiene un poco de práctica, conlleva cinco segundos. Aguanta hasta 12 horas sin tener que cambiarla, por lo que puedes olvidarte completamente de tu menstruación durante toda la ceremonia y celebración.

En cuanto a la ropa interior, la copa menstrual es más limpia y podrás usar ropa interior como tanga, encajes o culotes sin problema, puesto que no tienes que llevar ningún tipo de compresa ni salvaslip. Cuando llegues a tu habitación simplemente la retiras, la limpias con un poco de agua y listo, la puedes volver a colocar.

¿Duele? ¿Y si mancho?

La colocación y retirada de la copa menstrual, como todo en la vida, requiere de practica, ¿o ya no os acordáis de los sudores que sentíamos la primera vez que tuvimos que colocar un tampón?

El procedimiento es el mismo, e incluso podemos asegurar que a la hora de la retirada es mucho menos molesto que un tampón, puesto que éste último al ser algodón reseca las paredes vaginales, y la copa menstrual no.

copa menstrual
Imagen de pixabay

Si manchas es porque no está bien colocada. Nuestro consejo es que unos días antes practiques cómo ponerla sabiendo siempre éstas tres premisas:

  • Rara vez la copa menstrual no se abre. Debes comprobarlo tocando sólo la base de ésta (en las instrucciones de la misma te lo indicará). Aún así si te sientes más tranquila, puedes llevar un mini salva slip y ya está.
  •  Siempre sale. La primera vez que la retiras se suelen contraer los músculos vaginales y cuesta un poco extraerla, pero ya os decimos que siempre, siempre sale. Relajaos, pensad en otra cosa e intentadlo con cuidado.
  • Nunca vas a llenar la copa menstrual hasta arriba (o en la gran mayoría de los casos será así). No os sirve de guía la cantidad de compresas que usáis, puesto que en las compresas se expande la sangre y parece mucho más de lo que verdaderamente tenemos.

¿Es cara?

Para nada. Realmente si haces cálculos cada paquete de compresas puede costar una media de 3€. Al año una chica suele gastar unos 25€-30€ en productos de higiene íntima para éste fin. El coste medio de la copa menstrual es 15€ (encuentras desde 9€ hasta 30€).

La diferencia es que la copa menstrual dura hasta diez años, es absolutamente respetuosa con el medio ambiente y no daña la flora vaginal, ya que cada vez más existen casos de reacción a los perfumes que usan la mayoría de compresas.

Esperamos que éste post te ayude a tomar la decisión de usar éste nuevo producto. Estamos seguros que cuando lo hagas, tú misma lo vas a recomendar. Eso sí, paciencia y relax.

 

Deja un comentario

Responsable de los datos: Noelia Rodriguez Martinez y Oscar Alemany Torres, creadores de Se casa mi Lola.
Finalidad: Gestionar los comentarios de Se casa mi Lola.
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Ver nuestra política de privacidad. Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.