Una boda fuera de tu ciudad habitual. 1 Parte.

bodas fuera de tu ciudad habitual
foto pixabay

Una boda fuera de tu ciudad habitual. 1 Parte.

Muchas veces resulta que los dos novios no son de la misma ciudad o incluso del mismo país. Ahí empieza uno de los primeros y mayores dilemas ¿Dónde va a ser la boda?

Que si mi ilusión de toda la vida es casarme en tal sitio, que ¿Cómo vamos a hacer eso de casarnos a 600km de distancia, si toda mi familia es de aquí?, el ¿Cómo organizamos desde la distancia cari, si yo no tengo tiempo para nada? Uff todas estas cuestiones tienen que tener respuesta y muchas veces no vemos donde se encuentran, pero no desesperéis, todo tiene solución, al menos eso dicen los libros de relajación de los que hay que echar mano.

bodas fuera de tu ciudad habitual
foto pixabay

La verdad es que resulta un jaleo, para que lo vamos a negar. Pero en estos casos, la ilusión puede con todo. Y es que desde luego, si no fuese así, ¿cuántas veces en uno de esos bajones por tanto trabajo, echaríamos el proyecto abajo?.  Seguro que nos casaríamos al ladito de casa, ¡¡¡pero NOOO!! hay que hacerlo donde tengamos la máxima emoción por ello.

Lo primero que tenemos que hacer es aprovechar cada vez que tengamos la oportunidad de juntar unos días libres para tirar de kilómetros e ir a la ciudad donde nos vamos a casar. Nuestro mejor aliado van a ser por una parte el tiempo, tiene que ser todo con la suficiente antelación, y segundo, disponer de esa persona de confianza (capaz de soportar nuestra pesadez y tenga casi el rango de santo/a para aguantarnos) para resolver esas pequeñas gestiones que no hacen falta de nuestra presencia.

Vale, respiremos hondo, el sitio de casarnos lo tenemos claro (¿si no para que montamos todo este follón?) . Después de haber pedido ya fecha en la iglesia o en el juzgado, hay que enterarse bien de los papeles que vamos a necesitar mover de una ciudad a otra para que todo esté en orden.

Si lo hacemos por la iglesia serán una condiciones y, si es por lo civil, se necesitaran cumplir otros requisitos, que ya os iremos diciendo muy pronto.

Otro punto que hay que dejar resuelto lo antes posible, es el lugar donde se va a celebrar el convite con los invitados. Como hay pocas oportunidades de presentarse en ellos físicamente, hay que ponerse bien abrigaditos ahora en invierno y zapatos cómodos para aprovechar el día, visitar esos 4 o 5 sitios que finalmente hay, superando todas las innumerables condiciones que establecíamos. Una vez realizada la criba, plantarse con nuestra carita linda y sonrisas prominentes para hablar con los gerentes de lugar.

Ahora vienen las conversaciones acaloradas, no las vamos a llamar discusiones ¿verdad? ¿verdad? ¿verdad? por el menú. Que yo quiero tal plato, que es lo típico de mi tierra, va a ser algo muy común, tranquilos.

Es importante recordar en estos momentos, lo mucho… lo muchísimo que os queréis antes de echaros los platos del restaurante a la cabeza. No daría buena impresión.

El caso es que hay intentar contentar a toda esa parte de invitados que se desplacen, y recompensarles en cierta manera por tantos kilómetros de carretera o aeropuertos.

Hasta aquí ya es suficiente, otro día ya hablaremos del hotel u hoteles que hay que reservar, de los desplazamientos por la ciudad, de las sorpresa que podamos prepararles. Ese esfuerzo de tus invitados, tiene que tener recompensa de alguna manera, ¿No os parece?

Si pasáis o habéis pasado por la misma situación, no dudéis en escribidnos y comentarnos vuestras anécdotas sobre el tema. Y sobre todo, sed buenos samaritanos y compartid éste post a vuestros amigos de Facebook o Instagram que necesitan éste consejo.

 

 

Escrito por
Más de Se casa mi Lola

Puntadas con hilo y sabiduría–Ammiu Costura Creativa

Puntadas con hilo y sabiduría–Ammiu Costura Creativa Toda novia tiene en su...
Leer más...

2 Comments

  • Patricia HL nos comenta:
    Mensaje: Que verdad!!!
    Mi marido y yo, queriamos casarnos en nuestra ciudad natal que está a más de 600Km de nuestra residencia. Fue un lio, sí, pero hay que echar mano a una persona de confianza. Esa fue mi hermana. La volvimos loca!!! Pero todo salió genial.
    Para la gente que venía de fuera, organizamos la noche antes una cena de bienvenida. Allí se conocieron todos y rompimos el hielo.
    Mi madre me dijo, tranquila que los que tengas que estar, estarán. Y así fue.
    Lo único que se necesita en las bodas a distancia es ilusion, una buena organizadora y tus seres queridos.
    Un saludo

    • Si que es verdad Patricia. Al final la ilusión puede con todo y sobre todo, esa gente que nos ayuda.
      Esa cena fue una genial idea para romper el hielo.
      Muchas gracias Patricia por tu comentario. Un abrazo

Deja un comentario

Responsable de los datos: Noelia Rodriguez Martinez y Oscar Alemany Torres, creadores de Se casa mi Lola.
Finalidad: Gestionar los comentarios de Se casa mi Lola.
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Ver nuestra política de privacidad. Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.